jueves, 3 de abril de 2014

Nacimiento Rio Castril. 9-3-2014

Pues como hace un año que no salgo de excursión y se presentó ésta que es fácil y sin complicaciones, allá vamos. Ésta vez con una visita especial, mi hermana Almudena.

Primero de todo tomar café


Vamos para arriba

Mi hermana posando

Ahora yo


Mas ancha que larga.....

En ésta foto no podía estar mejor acompañada

Ellos siguen con su ruta y yo me quedo aquí :-(

Remontando para coger el camino que los guiará al Barranco de la Osa

Yo me quedo contemplando el nacimiento del río y su paisaje. Ahora mismo no hay nadie aquí y se está en la gloria....



Que fuerza trae el río.

Hora del almuerzo.

Riquísimo café en un sitio de ensueño, pero ya se fue la tranquilidad y llegó un montón de gente

Un atrevido con el nacimiento del río a sus pies

Ellos continúan con su ruta, camino del Barranco de la Osa.



Camino del Cortijo de la Puerca.

Bajada por antigua verea del Cortijo de la Puerca

Yo voy hacia el punto de partida mientras ellos llegan.

Según nuestro amigo David Warnes, ésta es la única huella que debe quedar cuando se sale a la montaña, y si que es verdad que tenemos que concienciarnos mas sobre lo que vamos dejando por ahí.

Mi mejor apoyo... aunque la ruta sea de poco desnivel

Parece que estamos en Sierra Nevada, pero no, estamos en el P. N. Sierra de Castril





 Aquí todo es vertical. Tanto la raja de la piedra (rota por un rayo, imagino), como el Barranco Túnez.






Las tuberías son la señal de que hemos llegado al punto de partida.



Una mujer me preguntó si se podía beber ésta agua, y es que hay gente que piensa que lo que no viene en botella, es malo. No hay nada mejor que beber agua natural del río, si es verdad que puede haber algún animal muerto en el agua, pero, aún así, yo creo que es mas sana que la de la bendita botella.

 Hasta aquí por hoy. Espero salir pronto otra vez.


miércoles, 19 de marzo de 2014

Cortijo de D. Bruno. Orce. 8 - 3 - 2014

Salimos de excursión por los alrededores, mas concretamente nos vamos al vecino pueblo de Orce. 
Voy a dar una vuelta al nacimiento de agua natural que al igual que Huéscar, tiene Orce. Estas aguas naturales son una auténtica gozada para bañarse en el verano, mejor que las piscinas municipales con sus aguas cloradas.


Tan natural es el agua que se pueden ver los peces.

Entramos al lugar del eterno descanso.


Ya han llegado los ciclistas

Aparcamiento en doble fila.
  
Entrada desde la calle al coro de la Iglesia subterránea que tiene el cortijo. Aquí tenía que vivir una familia bastante pudiente, tanto como para tener su propia Iglesia cuyo único acceso a ésta es por el interior del cortijo.
 

Vistas desde el coro.

  
Tenemos que entrar por el cortijo para llegar abajo.

Antiguos atrojes donde se guardaba el grano.

Palomar dentro del cortijo.

Pasadizo de acceso a la Iglesia.

Otra entrada desde el cortijo.

Hasta cripta tiene.

En la leyenda de arriba a la izquierda se puede ver la fecha de 1627.

Vista hacia el coro donde estábamos antes.

Ficha pedagógica del 3-2-1954. Impresionante la calidad de la letra y los dibujos.

Un balcón abierto por el que ya nadie se asoma.

Es una pena que estos cortijos que antiguamente fueron tan importantes, hoy se vean abandonados y en vías de derrumbe.
Por lo que pudimos ver del cortijo, aquí habría como de 10 a 15 familias. Imagino que el señorito y toda su servidumbre.



domingo, 2 de marzo de 2014

Gustavo Adolfo Becquer.



Cuando en la noche te envuelven
las alas de tul del sueño
y tus tendidas pestañas
semejan arcos de ébano,
por escuchar los latidos
de tu corazón inquieto
y reclinar tu dormida
cabeza sobre mi pecho,
diera, alma mía,
cuanto poseo,
la luz, el aire
y el pensamiento

Cuando se clavan tus ojos
en un invisible objeto
y tus labios ilumina
de una sonrisa el reflejo,
por leer sobre tu frente
el callado pensamiento
que pasa como la nube
del mar sobre el ancho espejo,
diera, alma mía,
cuanto deseo,
la fama, el oro,
la gloria, el genio

Cuando enmudece tu lengua
y se apresura tu aliento,
y tus mejillas se encienden
y entornas tus ojos negros,
por ver entre sus pestañas
brillar con húmedo fuego
la ardiente chispa que brota
del volcán de los deseos,
diera, alma mía,
por cuanto espero,
la fe, el espíritu,
la tierra, el cielo.

viernes, 14 de febrero de 2014

He soñado contigo

He soñado contigo
sin saber que soñaba...
En la gran chimenea
crepitaban las llamas,
la tarde se moría
detrás de la ventana.

Te he visto en mis ensueños
como un blanco fantasma,
alto junco ceñido
al aire de mi alma.

Te he visto ennoblecido
por estrellas lejanas,
turbado por la fiebre
de mi propia nostalgia.
Sobre la alfombra, quieta,
te sueño arrodillada.

Te sueño como a un Príncipe
de los cuentos de Hadas,
como a un vikingo rubio
con escudo de plata.
¡Qué bien quererte mucho
hasta quedar exhausta!
¡Qué bien sentirme siempre,
¡Dios mío! enamorada!

Me da miedo el vacío
que me queda en el alma,
el frío que me hiela
cuando el hechizo pasa.

Yo quiero amarte mucho,
con un amor sin pausa,
con un amor sin término,
como los dioses aman,
como los astros, como
las bestias y las plantas.

Siento celos del leño
que acaricia la llama...
¡Igual me abrasaría
si tu me acariciaras! 


Autor Desconocido por mi.