martes, 5 de diciembre de 2017

Furtivos.



Cuando conmigo estás,
el tiempo huye a esconderse.
Los susurros se hacen dueños.

Cuando conmigo estás,
anochecen las persianas.
Y enmudece hasta el silencio.

Miradas que tranquilizan.
Abrazos que dicen todo.


Entre penumbras,
con besos furtivos, me tienes

Entre las sombras,
con besos ansiados, te tengo

Cuando conmigo estás,
nos sobra todo disfraz.
La ropa, alfombrando el suelo.

Las pieles se reconocen.
Más buscan senderos nuevos.


¡Ay, tormenta de jadeos!
Antesala de temblores.
Preludio de lluvias blancas.
Vestíbulo del sosiego.

Y es que,tiemblo por no encontrarte.
Pero… tiemblo más cuando te tengo.



.

jueves, 25 de mayo de 2017

Agua, vida y tierra



Yo fui estallido fuerte de la selva y el río,
y voz entre dos ecos, me levanté en las cuestas.
De un lado me estiraban las manos de las aguas,
y del otro, prendíanme sus raíces las sierras.



Cuando mi río subía su caricia silvestre
en aventuras locas con el rocío y la niebla,
con el mismo amor loco que impulsaba mi sueño,
lejos de sorprenderlo, me hospedaba en las sierras.

Pero si alguna sombra le bajaba a los ojos,
me repetía en sus aguas hasta dar en la arena,
y era mi grito nuevo como un tajo en el monte
que anegaba las calles y golpeaba las puertas.

A veces la montaña se me vestía de flores
e iniciaba en mi talle curvas de primavera.

Quién sabe en qué mañana se apretaron mis años
sobre senos y muslos y caderas de piedra!


Se treparon mis ojos al rostro de los árboles
y fueron mariposas sus vivas compañeras:
así es como en los prados voy buscando las flores,
y alas pido en las almas que a mi vida se acercan.

 

 

Mis dedos arañaron la fuerza de los riscos,
y juraron ser índices de mis futuras vueltas;

por eso entre los cuerpos doblados de los hombres,
como puntales puros de orientación se elevan.

Yo fui estallido fuerte de la sierra y el río,
y crecí amando el río e imitando la sierra...



Una mañana el aire me sorprendió en el llano:
ya mi raíz salvaje se soltaba las riendas!
Pálidas ceremonias saludaron mi vida,
y una fila de voces reclamaron la prenda...

Mis labios continuaron el rumor de las fuentes
donde entrañé mis años y abastecí las venas.
De ahí mi voz de ahora, blanca sobre el lenguaje,
se tiende por el mundo como la dio la tierra!


Poema de Julia de Burgos.  

.

martes, 7 de marzo de 2017

Dia internacional de la mujer





      Todo lo que aquí expongo ya esta en internet, pero no está demas recordarlo o refrescarle la memoria a las personas. Es largo y a la gente parece que no le gusta leer, pero tomarse unos minutos en hacerlo no supondrá ninguna perdida de tiempo.

.

La mujer en la antigüedad 
      
      La historia de la mujer en la antigüedad está en buena medida sesgada por quienes la contaban, hombres. No obstante, destacan algunas figuras, unas literarias y otras reales. Así, en la obra de teatro Lisístrata, de Aristófanes (siglo V a. C.), situada en la antigua Grecia, se encuentra un referente literario de la lucha de la mujer. La protagonista, Lisístrata, realiza una huelga sexual contra los hombres para forzar que estos pongan fin a la guerra. La figura de la matemática y astrónoma Hipatia de Alejandría (370-415), asesinada brutalmente, se reivindica como paradigma de la mujer científica y libre, icono de la libertad de pensamiento y la autonomía personal de la mujer.

La mujer en la Revolución francesa (1789) 
      
      Durante la Revolución francesa la mujer tomó conciencia, por primera vez y de manera colectiva, de su situación social. Marchando hacia Versalles, junto a los hombres, las mujeres parisinas reclamaron la igualdad social bajo el lema «libertad, igualdad y fraternidad». Las mujeres también tomaron conciencia de que en aquel momento la lucha de clases no contemplaba la lucha de género, esto es, la plena igualdad social de la mujer por la que debían luchar. Durante la Revolución francesa se produjeron las primeras peticiones formales de derechos políticos y ciudadanía para la mujer. Así lo refleja la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana fue un texto redactado en 1791 por Olympe de Gouges que copiaba en buena medida la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano del 26 de agosto de 1789, el texto fundamental de la revolución francesa. Es uno de los primeros documentos históricos que propone la emancipación femenina en el sentido de la igualdad de derechos o la equiparación jurídica y legal de las mujeres en relación a los varones así como el sufragio femenino.

La reivindicación de la igualdad de la mujer y el movimiento obrero 

      En sus inicios, finales del siglo XVIII y principios del XIX, el movimiento obrero mantenía una posición tradicional de corte patriarcal en relación con la igualdad de la mujer y sus reivindicaciones. Será a mediados del siglo XIX cuando los movimientos reivindicativos de la mujer tomen fuerza: lucha por el sufragio femenino, la reivindicación de la igualdad, la denuncia de la opresión social, familiar y laboral. Surgieron entonces los denominados movimientos sufragistas, inicialmente de origen burgués, con figuras como Flora Tristán. Los primeros grupos feministas en el movimiento obrero tendrán como gran aliado teórico el libro de Friedrich Engels, publicado en 1884, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado y surgirán dentro de los movimientos anarquistas que reivindicaban, desde el neomalthusianismo, la procreación consciente del proletariado, la separación entre sexualidad y reproducción, la defensa de la maternidad libre, la liberación femenina, la libertad sexual, la promoción de la planificación familiar, el cuidado de los niños así como el uso y difusión de métodos anticonceptivos artificiales.

1909: celebración del Día Nacional de la Mujer en Estados Unidos 

      Aunque existen algunos antecedentes el 3 de mayo de 1908 en el teatro Garrick de Chicago, se organizó un acto denominado "Día de la Mujer", presidido por destacadas mujeres socialistas como Corinne Brown y Gertrude Breslau-Hunt- será el el 28 de febrero de 1909 cuando se celebre por primera vez en Nueva York, Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer organizado por las Mujeres Socialistas tras una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos en honor a la huelga de las trabajadores textiles de 1908 en la que protestaron por las penosas condiciones de trabajo (Chicago y Nueva York). Unas 15.000 mujeres marcharon por la ciudad de Nueva York exigiendo una reducción de la jornada laboral, mejores salarios y derechos de voto. En noviembre de 1909 comenzó la huelga de las camiseras (New York shirtwaist strike of 1909), también conocido como el Levantamiento de las 20.000 (Uprising of the 20.000). La huelga dirigida por Clara Lemlich y apoyada por la Liga Nacional de Sindicatos de Mujeres Estados Unidos (National Women's Trade Union League of America - NWTUL).

1910: proclamación del Día Internacional de la Mujer 

      En 1910, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas reunida en Copenhague, se reiteró la demanda de sufragio universal para todas las mujeres y, a propuesta de Clara Zetkin, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La propuesta de Zetkin fue respaldada unánimemente por la conferencia a la que asistían más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. El objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres. Además de Clara Zetkin hay que señalar los nombres de otras pioneras en la reivindicación de los derechos de las mujeres como Rosa Luxemburgo, Aleksandra Kolontái, Nadezhda Krúpskaya e Inessa Armand.

Acceso de la mujer a la Universidad, en España, 8 de marzo 1910 

      Concepción Arenal En España, el ocho de marzo de 1910 tiene también una significación especial, pues a partir de ese día la mujer pudo acceder a la Enseñanza Superior en igualdad de condiciones que el hombre, cuando se aprobó una real orden que autorizó “por igual la matrícula de alumnos y alumnas” poco después de que Emilia Pardo Bazán fuera nombrada consejera de Instrucción Pública. Bien es cierto que anteriormente, las pioneras de finales del siglo XIX habían comenzado a ir a la Universidad pues no existía ninguna ley en contra. No estaba prohibido, al principio, porque simplemente nadie había pensado, jamás, en que una mujer quisiera estudiar y, mucho menos, que lo necesitara para ser una buena madre y esposa. Anteriormente, existieron algunos casos; en 1785 María Isidra de Guzmán, conocida como la doctora de Alcalá, obtuvo el grado de doctorado en la Universidad de Alcalá de Henares. En 1849, la tradición cuenta que Concepción Arenal se disfrazó de hombre para poder estudiar Derecho en la Universidad de Madrid. Sin embargo en 1882 una real orden suspendió “en lo sucesivo la admisión de las Señoras a la Enseñanza Superior”. Seis años después, en 1888, otra real orden acuerda “que las mujeres sean admitidas (...) como alumnas de enseñanza privada” pero con autorización. Tenían que pedir permiso al Ministerio de Instrucción Pública y conseguir que cada uno de los profesores firmara el impreso de matrícula comprometiéndose a garantizar el orden en el aula. De modo que el ocho de marzo de 1910, por fin las mujeres pudieron matricularse en igualdad de condiciones que el hombre. Fecha, esta bastante temprana en comparación a otras naciones europeas. Recordemos, por ejemplo, que la mujer no pudo acceder a la Universidad de Cambridge en Inglaterra hasta 1947.

1911: primera celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora 

      Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, que exigieron para las mujeres el derecho de voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.  

El incendio en la fábrica de camisas Triangle de Nueva York 

      Incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, el 25 de marzo de 1911. Murieron 146 mujeres y 71 resultaron heridas. La gravedad del desastre hizo que se modificara la legislación laboral en Estados Unidos. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre. 

1913 y 1914: Día Internacional de la Mujer antes de la Primera Guerra Mundial 

      En 1913, en el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres de Rusia celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de dicho año. En 1914 en Alemania, Suecia y Rusia se conmemora por primera vez, de manera oficial, el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo para protestar por la guerra y para solidarizarse con las demás mujeres.

 1917: Día Internacional en la Unión Soviética  

      Estando aún en plena Primera Guerra Mundial, en la que ya habían muerto 2 millones de soldados rusos, se produjo la Revolución de Febrero, que marcó la primera etapa de la Revolución rusa de 1917 En la primera mitad de febrero de 1917, el inicio de una hambruna provocó revueltas en la capital Petrogrado, actual San Petersburgo. El 3 de marzo de 1917, la mayor fábrica de Petrogrado, la factoría Putilov se cerró, quedando 30 000 trabajadores en situación desesperada. El 8 de marzo de 1917 se celebró una serie de mítines y manifestaciones con motivo del Día Internacional de la Mujer, que progresivamente alcanzaron un fuerte tono político y económico. Incidentes entre amas de casa en las largas colas por conseguir pan se convirtieron en manifestaciones espontáneas contra la monarquía y a favor del final de la guerra. Comenzó así el levantamiento popular que acabó con la monarquía, sin preparación ni coordinación de los partidos revolucionarios.

1922 a 1975: institucionalización del Día Internacional de la Mujer 

      Después de la revolución de octubre, la feminista Alexandra Kollontai (que desde su nombramiento como comisaria del Pueblo para la Asistencia Pública logró el voto para la mujer, que fuera legal el divorcio y el aborto) consiguió que el 8 de marzo se considerase fiesta oficial en la Unión Soviética, aunque laborable. El 8 de mayo de 1965 por decreto del Sóviet Supremo de la Unión Soviética se declaró no laborable el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Desde su aprobación oficial por la Unión Soviética tras la Revolución rusa de 1917 la fiesta comenzó a celebrarse en otros muchos países. En China se celebra desde 1922, en España se celebró por primera vez en 1936. En 1975, la ONU celebró el Año Internacional de la Mujer, dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General de la ONU en su Resolución 32/142 invitó a todos los estados a que proclamasen, de acuerdo a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales, un día del año como «Día de las Naciones Unidas para los derechos de la mujer y la paz internacional» y que informaran de ello al Secretario General. Así, por ejemplo, Chile declaró el 8 de marzo como Día internacional de la mujer. De hecho, tal y como informa Naciones Unidas a propósito del 8 de marzo de 2011, en esa fecha «en muchas partes del mundo se celebra el 100º aniversario del Día Internacional de la Mujer» . El 8 de marzo de 2011 se celebró el primer "Día Internacional de la Mujer de las Naciones Unidas" para ONU Mujeres, entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, creada por la Asamblea General de la ONU el 2 de julio de 2010. Así mismo da cuenta de la cronología e historia de este día.

1994: reconocimiento del Día Internacional de la Mujer en Estados Unidos 

      Aunque el Día Internacional de la Mujer es celebrado el 8 de Marzo en todo el mundo no lo era en Estados Unidos. Será en 1994 cuando Beata Poźniak, una actriz inmigrante de Polonia, reivindicará, mediante solicitud al Congreso de Estados Unidos (H.J. Res. 316) el reconocimiento del Día Internacional de la Mujer en Estados Unido el 8 de Marzo.

2011: centenario del Día Internacional de la Mujer 

      En el año 2011 se celebró el Centenario del Día Internacional de la Mujer. También comenzó a operar la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer, también conocida como ONU Mujeres. El Día Internacional de la Mujer ha adquirido a lo largo del siglo XX una dimensión mundial para las mujeres del mundo. El movimiento internacional en defensa de los derechos de la mujer es creciente y es reforzado por la Organización de Naciones Unidas que ha celebrado cuatro conferencias mundiales sobre la mujer y ha contribuido a que la conmemoración del Día Internacional de la Mujer sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política y económica.

Día Internacional de la Mujer 2017 

      El Día Internacional de la Mujer es un buen momento para reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de mujeres de a pie que ha jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades. El tema de 2017 para el Día Internacional de la Mujer es «Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030». El mundo laboral está en transformación, con implicaciones significativas para las mujeres. Por un lado, la globalización y la revolución digital y tecnológica crean nuevas oportunidades, al tiempo que la creciente informalidad en el trabajo, la inestabilidad en las fuentes de ingreso, nuevas políticas fiscales y comerciales y el impacto ambiental ejercen un papel decisivo en el empoderamiento económico de las mujeres. 



.

lunes, 20 de febrero de 2017

La Belleza





Enemigo de la guerra 
y su reverso, la medalla 
no propuse otra batalla 
que librar al corazón 
de ponerse cuerpo a tierra 
bajo el paso de una historia 
que iba a alzar hasta la gloria 
el poder de la razón 
y ahora que ya no hay trincheras 
el combate es la escalera 
y el que trepe a lo mas alto 
pondrá a salvo su cabeza 
Aunque se hunda en el asfalto 
la belleza...


Míralos, como reptiles, 
al acecho de la presa, 
negociando en cada mesa 
maquillajes de ocasión; 
siguen todos los raíles 
que conduzcan a la cumbre, 
locos por que nos deslumbre 
su parásita ambición. 


Antes iban de profetas 
y ahora el éxito es su meta; 
mercaderes, traficantes, 
mas que nausea dan tristeza, 
no rozaron ni un instante 
la belleza... 


Y me hablaron de futuros 
fraternales, solidarios, 
donde todo lo falsario 
acabaría en el pilón. 


Y ahora que se cae el muro 
ya no somos tan iguales, 
tanto vendes, tanto vales, 
¡viva la revolución! 


Reivindico el espejismo 
de intentar ser uno mismo, 
ese viaje hacia la nada 
que consiste en la certeza 
de encontrar en tu mirada 

la belleza…





.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Cancer de mama.








El cáncer no se cura poniendo frases en redes,

se cura votando a partidos que no recorten en 

investigación, ni en sanidad, ni educación. 

TAMPOCO SE CURA PUBLICANDO ESTA ENTRADA
PERO AHÍ VA.
.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

50 Otoños.







50 Primaveras, Ecos del Rocío.


Corta el aire un abanico al son de una mecedora,
corta el aire un abanico al son de una mecedora,
al son de una mecedora
y se apaga un cigarrillo al relente de la aurora.

Se fue el último chiquillo,
esta tarde fue la boda,
esta tarde fue la boda,
tu no me llores amor mío ni a mi lado te sientas sola.

Gracias amor, muchas gracias por hacerme tan feliz,
por estar siempre a mi vera,
las cincuenta primaveras que viviste junto a mi.


Un enfado una sonrisa pero siempre al lado mío,
un enfado una sonrisa pero siempre al lado mío,
pero siempre al lado mío,
nunca faltó una caricia ni un beso para tu marido.

Y guardabas cada año,
en un pañuelo escondido,
en un pañuelo escondido,
cuatro perras para escaparnos siete días al rocío.

Gracias amor, muchas gracias por hacerme tan feliz,
por estar siempre a mi vera,
las cincuenta primaveras que viviste junto a mi.


Cuantas veces en tu vientre puse mis manos cansadas,
cuantas veces en tu vientre puse mis manos cansadas,
puse mis manos cansadas,
me preguntabas lo sientes, tus ojos como brillaban.

Siete hijos, siete flores que perfumaron mi vida,
que perfumaron mi vida,
son siete espejos de amores para mirarnos todos los días.

Gracias amor, muchas gracias por hacerme tan feliz,
por estar siempre a mi vera,
las cincuenta primaveras que viviste junto a mi.


No eres volcán en mi cama ni yo aquél fuego encendido,
no eres volcán en mi cama no yo aquél fuego encendido,
ni yo aquel fuego encendido,
pero nos arden las lamas de mil momentos vividos.


En la gloria de buscarte y allí con Dios por testigo,
y allí con Dios por testigo,
yo soy capaz de casarme cincuenta veces contigo.
Gracias amor, muchas gracias por hacerme tan feliz,
por estar siempre a mi vera,
las cincuenta primaveras que viviste junto a mi.


pinchar para oir la canción... 

jueves, 22 de septiembre de 2016

Otoño....






El otoño es una segunda primavera
cuando cada hoja es una flor.
                            Albert Camus 

     REFRANILLOS OTOÑALES. 

De lo hermoso, hermoso es el otoño.


Calabazas coloridas, en otoño recogidas.

Calenturas otoñales, o muy largas o mortales.

Cuando a las seis veas oscurecer, el otoño seguro es.

El agua que en otoño corre, es la que te saca de pobre.

En otoño, pan de ayer, vino de antaño y caldito a diario.

El otoño verdadero, por San Miguel (29 de septiembre) el primer aguacero.

En otoño y en invierno tiembla el enfermo.

Mucha agua en la otoñada, poco trigo y menos cebada.

Otoño entrante, uvas abundantes.

Tras secos veranos, otoños tempranos.

Si después de otoño seco llueve por Santa Bibiana (2 diciembre), llueve cuarenta días y una semana.

Si en septiembre ves llover, el otoño seguro es

Tan malo es para los niños el verano, como el otoño para el anciano.

Otoño presente, invierno en la acera de enfrente. 

En otoño, la mano al moño.


Mucha flor en primavera, buen otoño nos espera.

Quien cava en noviembre, el tiempo pierde

En octubre agua del diez al veinte, para todos conveniente


Sólo se acuerdan de Santa Bárbara (4 diciembre) cuando truena


Por San Miguel gran calor, será de mucho valor


Noviembre caliente, mayo helado


En pasando noviembre, quien no sembró que no siembre


Por San Martin, mata el pobre su cochino


Castañas, nueces y vino, son la alegría de San Martín (11 noviembre)

Noviembre, si las flores dan, coge el azafrán















De San Martín en adelante, ya no hay diablo que aguante

Octubre echa pan y cubre

Octubre, toma los bueyes y cubre

Otoño entrante, barriga tirante.
De duelo se cubre, quien no sembró en octubre

Agua de octubre, las mejores frutas pudre
Nieblas de noviembre, traen al sur en el vientre.
Nieblas de noviembre, traen al sur en el vientre.

Otoño entrante, barriga tirante
En Octubre, toma los bueyes y cubre
En Octubre, toma los bueyes y cubre
En Octubre, toma los bueyes y cubre

Pájaros de otoño, gordos como tordos 
 
Treinta días trae noviembre con abril, junio y septiembre, menos febrerillo el mocho que sólo tiene veintiocho



Me encanta el otoño, es la estación del año que mas me gusta. Así que no podia poner un tema mejor para actualizar el blog. 

 

martes, 26 de julio de 2016

LOS PASTORES DE MI ABUELO

LOS PASTORES DE MI ABUELO
I

He dormido en la majada sobre un lecho de lentiscos
embriagado por el vaho de los húmedos apriscos
y arrullado por murmullos de mansísimo rumiar;
he comido pan sabroso con entrañas de carnero
que guisaron los pastores en blanquísimo caldero
suspendido de las llares sobre el fuego del hogar.

Y al arrullo soñoliento de monótonos hervores,
he charlado largamente con los rústicos pastores
y he buscado en sus sentires algo bello que decir...
¡Ya se han ido, ya se han ido! ¡Ya no encuentro en la comarca
los pastores de mi abuelo, que era un viejo patriarca
con pastores y vaqueros que rimaban el vivir!

Se acabaron para siempre los selváticos juglares
que alegraban las majadas con historias y cantares
y romances peregrinos de muchísimo sabor.
Para siempre se acabaron los ingenuos narradores
de las trágicas leyendas de fantásticos amores
y contiendas fabulosas de los hombres del honor.

¡Ya se han ido, ya se han ido! Los que habitan sus majadas
ya no riman, ya no cantan villancicos y tonadas
y fantásticas leyendas que encantaban mi niñez.
Han perdido los vigores y las vírgenes frescuras
de los cuerpos y las almas que bebieron aguas puras
de veneros naturales de exquisita limpidez.

¡Ya no riman, ya no cantan! Ya no piden al viajero
que les cuente la leyenda del gentil aventurero,
la princesa encarcelada y el enano encantador.
Ya no piden aquel cuento de la azada y el tesoro,
ni la historia fabulosa de la guerra con el moro,
ni el romance tierno y bello de la Virgen y el pastor.

¡He dormido en la majada! Blasfemaban los pastores
maldiciendo la fortuna de los amos y señores
que habitaban los palacios de la mágica ciudad;
y gruñían rencorosos como perros amarrados
venteando los placeres y blandiendo los cayados
que heredaron de otros hombres como cetros de la paz.


II

Yo quisiera que tornaran a mis chozas y casetas
las estirpes patriarcales de selváticos poetas,
tañedores montesinos de la gaita y el rabel,
que mis campos empapaban en la intensa melodía
de una música primera que en los senos se fundía
de silencios transparentes, más sabrosos que la miel.

Una música tan virgen como el aura de mis montes,
tan serena como el cielo de sus amplios horizontes,
tan ingenua como el alma del artista montaraz,
tan sonora como el viento de las tardes abrileñas,
tan suave como el paso de las aguas ribereñas,
tan tranquila como el curso de las horas de la paz.

Una música fundida con balidos de corderos,
con arrullos de palomas y mugidos de terneros,
con chasquidos de la honda del vaquero silbador,
con rodar de regatillos entre peñas y zarzales,
con zumbidos de cencerros y cantares de zagales,
¡de precoces zagalillos que barruntan ya el amor!

Una música que dice cómo suenan en los chozos
las sentencias de los viejos y las risas de los mozos,
y el silencio de las noches en la inmensa soledad,
y el hervir de los calderos en las lumbres pavorosas,
y el llover de los abismos en las noches tenebrosas,
y el ladrar de los mastines en la densa oscuridad.

Yo quisiera que la musa de la gente campesina
no durmiese en las entrañas de la vieja hueca encina
donde, herida por los tiempos, hosca y brava se encerró.
Yo quisiera que las puntas de sus alas vigorosas
nuevamente restallaran en las frentes tenebrosas
de esta raza cuya sangre la codicia envenenó.

Yo quisiera que encubriesen las zamarras de pellejo
pechos fuertes con ingenuos corazones de oro viejo
penetrados de la calma de la vida montaraz.
Yo quisiera que en el culto de los montes abrevados,
sacerdotes de los montes, ostentaran sus cayados
como símbolos de un culto, como cetros de la paz.

Yo quisiera que vagase por los rústicos asilos,
no la casta fabulosa de fantásticos Batilos
que jamás en las majadas de mis montes habitó,
sino aquella casta de hombres vigorosos y severos,
más leales que mastines, más sencillos que corderos,
más esquivos que lobatos, ¡más poetas, ¡ay!, que yo!

¡Más poetas! Los que miran silenciosos hacia Oriente
y saludan a la aurora con la estrofa balbuciente
que derraman, sin saberlo, de la gaita pastoril,
son los hijos naturales de la musa campesina
que les dicta mansamente la tonada matutina
con que sienten las auroras del sereno mes de abril.

¡Más poetas, más poetas! Los artistas inconscientes
que se sientan por las tardes en las peñas eminentes
y modulan, sin quererlo, melancólico cantar,
son las almas empapadas en la rica poesía
melancólica y suave que destila la agonía
dolorida y perezosa de la luz crepuscular.

¡Más poetas, más poetas! Los que riman sus sentires
cuando dentro de las almas cristalizan en decires
que en los senos de los campos se derraman sin querer,
son los hijos elegidos que desnudos amamanta
la pujanza brava musa que al oído sólo canta
las sinceras efusiones del dolor y del placer.

¡Más poetas! Los que viven la feliz monotonía
sin frenéticos espasmos de placer y de alegría
de los cuales las enfermas pobres almas van en pos,
han saltado, sin saberlo, sobre todas las alturas
y serenos van cantando por las plácidas llanuras
de la vida humilde y fuerte que cantando va hacia Dios.

¡Que reviva, que rebulla por mis chozos y casetas
la castiza vieja raza de selváticos poetas
que la vida buena vieron y rimaron el vivir!
¡Que repueblen las campiñas de la clásica comarca
los pastores y vaqueros de mi abuelo el patriarca
que con ellos tuvo un día la fortuna de morir.
Gabriel y Galán, José María


.

sábado, 25 de junio de 2016

JORNADA DE REFLEXIÓN


UNA FORMA SENCILLA DE ENTENDER UN POCO MEJOR LAS COSAS ESTAS DE LAS ELECCIONES... 

MAÑANA A VOTAR!!!!!


MUY INTERESANTE VER ESTOS 3 VIDEOS.

SI VAS A VOTAR NO VEAS ESTE VIDEO.

QUE ES LA DEMOCRACIA. MUY INTERESANTE VERLO

ELECCIONES Y VOTO
.