sábado, 21 de febrero de 2015

Una rosa y una cruz. (Los Rebeldes)


Palabras que se llevó el viento
Sueños que no vieron la luz
Heridas que no curó el tiempo
Son hoy la herencia de un viejo amor.

En mi alma llevo tatuadas
Una rosa y una cruz
Quemando mi pecho con fuego
Fue mi pecado, hoy es mi dolor.

Una rosa y una cruz
Deseando tu piel
Tal como era antes.

Una rosa por el recuerdo
De las espinas de nuestro amor
Señal de que nada es eterno
También se marchita una bella flor.

Una cruz por un martirio
Que es el fruto de una traición
El martillo del destino
Puso los clavos de mi pasión.

Jóvenes amantes de ayer
Casi enemigos hoy
Todo en un instante.

En el cielo o en el infierno
Nos encontraremos los dos,
Allá donde el juicio de los tiempos
Sabe que hay dentro de un corazón.

Vivo esperando el momento
De conseguir tu perdón
Mientras tanto solo el silencio
Es la respuesta a mi oración.

Lágrimas de eternidad
De rabia y de lamento
Suplicando tu piedad.

Una rosa y una cruz
Deseando tu piel.

Jóvenes amantes de ayer
Casi enemigos hoy.

Lágrimas de eternidad
De rabia, de rabia y de lamento.


Una rosa y una cruz. Video.




miércoles, 7 de enero de 2015

Vientos de otras tierras...

 






















Dónde está mi reino, donde mi corona
dónde está mi trono, a donde está la luz.
Dónde mi castillo, donde mi armadura
donde mi princesa,donde estabas tú.

Todo está oscuro, dónde está mi corte
dónde está mi almena, a donde se fue mi juventud.
Donde mi esperanza, donde está mi escudo
donde está mi espada, donde estabas tú.

Y si el viento que te llegan de otras tierras
y tu mar se vuelve arena
y tus ganas inquietud.
Ten presente que del pacifismo yo soy el no a la guerra
si la que me vende eres tu
por lo menos di adiós, sin rencores y sin pamplina
ni tus cabellos son de oro ni tu peine de plata fina.

Dónde está la venda, que me tiene ciego
donde está el veneno, que me envenenó
donde está la puerta, para que un exilio
no sea un martirio, "pa" mi corazón.

Y ahora sé que el viento, barre las promesas
y que la belleza, no vive en tu interior
en algunas historias, se comen perdices
que no me bauticen, como un perdedor.

Nunca le he temido a los temporales
porque después de las tempestades
a todo el mundo sale el sol
y ahora que me vales y no me vales
y ahora que soy tu marioneta
sin un teatro de guiñol.
Por lo menos di adiós
ve deprisa no tengas calma
haz de tus pocas caricias
abundancia en mi alma.

Y si hay viento que te llegan de otras tierras
y tu mar se vuelve arena
y tus ganas inquietud
yo soy del pacifismo el no a la guerra
y hasta dejo que me prendan
si la que me entregas eres tú.
Por lo menos di adiós soy cosciente que el destino
abre sigilosamente esa puerta hacia el "olvido".

El Barrio


.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Navidad....


La Navidad tiene la mirada triste,
el paso cansado
y las manos frías.

Olvidó su bufanda en el banco
de las vanidades,
y aunque alguien le puso luces
sobre el pelo
y paquetes de colores a los pies,
su corazón no tiene
la luz de antaño.

Pocos la miran a los ojos,
porque pocos son fieles
a su verdadera esencia.

El viento huele a hambre,
dolor y sangre seca.
Sólo unos pocos ríen,
con los bolsillos llenos.

Casi rendida, cierra los ojos,
se sueña
desvestida de luces,
sentada junto a un fuego
y rodeada de niños.

Va narrando un cuento tras otro,
y los niños sonríen,
mientras sostienen en sus manos,
un tazón de leche caliente
y en sus corazones
toda la ilusión del mundo.
Poesía de Paqui Quintana Vega


Árbol de la Escuela de Arte Huéscar
Pinchar en el enlace para ver el video.



miércoles, 26 de noviembre de 2014

MIS PIERNAS...




Quizá sea que aciertas,
quizá sea verdad lo que piensas
quizá no debas ver,
las que siempre quieras o no
me han de llevar…y de traer…

Son ellas las que deciden
cuando yo no se a donde ir,
son ellas las que deciden
el sendero a seguir…
dibujando con acierto
de mi cuerpo el devenir…

Son blancas como la Luna
cuando nos viene a ver
vestida de blanco manto,
y con sus rojos labios deja
marcado al amanecer…

Son pétreas como las columnas
del templo de Jerusalén…
altivas como la fe,
de todos los peregrinos…
que allí buscaron a Yahvé…

Y ahora dudas de si
existen de verdad,
si son realmente ciertas,
si son realmente bellas,
si merecen ser,
entregadas a tus miradas
y a la de aquel,
que cada noche en silencio
sueña con mi piel…

Y pretendes que las esconda
tras tristes perneras
cosidas al bies…

¿Qué tus ojos tienen miedo
de lo que pueda ser?

¿Qué dudas de ti mismo
de lo que después de ello
pueda suceder?

Mis faldas te lo dirán,
debajo las llevaré,
que no más allá de las cumbres
que se flexionan en el proceder
de rezar una oración
ante cualquier altar sin pecado,
así te las mostraré…..

Y sé…yo bien lo sé
te sentirás halagado
de llevar a tu lado,
dos piernas que te marcaran
como ningunas otras jamás…
el paso…bien ajustado
sin que ello nunca te lleve
hacerte dar un traspiés
en tu recto proceder…