jueves, 22 de septiembre de 2011

MELANCOLÍA OTOÑAL

Con éstas fotos de hace 2 años quiero darle la bienvenida al otoño, una de las estaciones que más me gusta junto con la primavera. 

Son de un sitio al que espero volver pronto, "El Maestrillo" del P.N. Sierra de Castril (Dar gracias a quienes hicieron posible que conociera ese lugar, tanto a Ángel que fue mi guia en esta ocasión como a Pedro, que fue el que se lo enseñó a él), pues hace varios meses que parece que me está llamando por que lo recuerdo a cada instante. Aquí se pueden ver los colores del otoño que ya empezaban a ponerse en todo lo suyo. Era por el 10 de Octubre cuando fuimos a aquel lugar tan bonito.






De septiembre, su sombra sigilosa
va dejando, al otoño, libre el paso;
y al desgastado sol, entristecido,
cual vividor galán extenuado.

Deja llorando a los atardeceres;
pregunto, y no conoce los motivos.
En mis labios, un suspiro florece,
y tampoco yo sé por qué suspiro.

Mi nombre dije, y se va en un instante,
mientras pronuncio el tuyo, que se marcha
en otro instante, y no sé cómo unirlos,
porque, a veces, el tiempo es la distancia.

¿Por qué el otoño, al alma, da tristeza?
¿Asocia una hoja muerta a nuestro ocaso?
¿O se rebela ante las tinieblas
que horas a las tardes van robando?

A veces, en medio de lo sonoro,
brotan los silencios y te abrazan;
sientes el tacto de sus frías manos,
que llegan dentro. Que oprimen el alma.

4 comentarios:

Aradia dijo...

Que tendrá el otoño que despierta nuestra melancolía y anima nuestra pluma??...escribiendo bellas rimas como estas que nos ofreces...aunque yo no lo asocio con tristeza, mas bien con recogimiento y serenidad...besitos con mucha ternura.

Sofía dijo...

El otoño es una estacion como tu bien dices de serenidad despues del frenetico verano. Gracias por escribir

SantiCortinas dijo...

Sofia avisame cuando vuelvas al Maestrillo que me apunto!
Bonita entrada!

Sofía dijo...

cuenta con ello. Queria haber ido este otoño otra vez, pero tenemos los fines de semana mas que ocupados antes de que cambien la hora.