viernes, 22 de julio de 2011

A dormir a La Sagra. 16,17 - 7 - 2011

Cuando alguien piensa una cosa, en este caso yo, y otra persona la apoya, ya estamos perdidos, ique vamos a dormir a La Sagra!, pues allí que vamos...


Mi primera subida a la Sagra  27 - 4 - 2008.
La segunda foto que me hago en éste pino, la primera es de hace 3 años, que me costo la vida subir, casi igual que ésta.


Me lleve una gran decepción al ver que se han cargado uno de los picos que le salían al pino. La gente es la repanocha, por no decir otra cosa peor sonante.

El pino quemao sin la punta de la derecha como se puede ver en la foto de arriba, y no de casualidad, o por agentes atmosféricos, sino por lo que todo lo destruye, la mano del hombre inculto e incauto.


En esta subida me acompañó Gabriel y Ángel que iba siempre mas retirado de nosotros, y es que la  mochila pesaba lo suyo y lo nuestro.



Las luces del atardecer son increibles y lo mejor es que no hizo mucho calor y la brisa de poniente alivió la subida.

La sombra de La Sagra al ponerse el sol....

Nuestra propia sombra sobre las rocas, aqui hicimos un alto en el camino para esperar a los demás compañenos de la noche "en vela"...

Esperando y contemplando las luces y sombras...


Como los niños ya sabemos que no se están quietos ni para dormir, pues al monte como las cabras...

La sombra abanzaba sobre el campo de La Puebla...

Gabriel con el sol en la cabeza..., muy bonita foto.


Ya se puso el sol, y dio paso a la luna llena, la sensación de ver el sol puesto en la cima de la sagra es sobrecogedora, con semejante vacio a los pies y viendo venir la noche te da un yuyu que no se describe con palabras, pero no llega a ser miedo, es otra cosa...

Por fin con los últimos claros del dia llegaron Eva, Pilar y Jesus.

Hasta las nubes nos saludaban formandose de golpe y diciéndonos adios a su paso.



La silueta de Pilar al fondo, y Jesus mas de cerca cuando buscabamos un resguardo del aire para cenar.


Sale la luna llena, sensación indescriptible tambien, con ese color rojizo.... Aunque la foto no es nada buena y no se aprecian las formas de los crateres.

Hora de... ¿dormir?

6:20 de la mañana, empiezan los primeros claros y toca irse incorporando, aunque para salir del saco hay que pensarlo mucho por que el aire no ha parado en toda la noche y hace un frio que pela a ésta altura...

El sol comienza a despuntar por el horizonte...



La luna todavía no nos abandona.



Probamos las pedreras, que aunque la sensacion es única, no se le hace ningun bien al entorno tirarse por ahí e ir arrastrando las piedras hacia abajo.


Llegamos a los coches mas temprano de lo esperado gracias a las pedreras.

Terminando lo poco que quedo de la cena y haciendo planes para la próxima.

3 comentarios:

Creaciones dijo...

Gracias por pasarte por el blog.

Te agradecemos que pongas el link en tu blog!

Nos hacemos seguidos.
Un saludo,
http://lascreacionesdebeaynatalia.blogspot.com

Sofía dijo...

De nada...

José Fidel Rosillo Martínez dijo...

La verdad es que dormir en la cima es una experiencia que jamás se olvida.